Colores para dormitorios

¿Desea despertar con unos colores vivos y que su habitación transmita calidez y frescura? Permítanos inspirarlo para que la decoración de dormitorios le permita adicionar una explosión brillante de color y diseñe su dormitorio con nuestras coloridas ideas.

1. Decora tu habitación con un verde sereno

Si normalmente es atraído por una paleta neutra de colores para su dormitorio, debe realizar una inyección del glorioso verde salvia. Use un elegante tono verdoso en las paredes de su habitación para calentar el espacio  y crear una sensación acogedora. Si no quiere comprometerse con el color completo, puede acompañarlo con accesorios y muebles blancos , así conseguirá una opción segura y versátil.

2. Tema costero

Puede darle a su habitación un ambiente fresco y tranquilo con una paleta azul y blanca. ¿Quién dice que no puedes usar colores llamativos en las habitaciones? Si eres un verdadero fanático del azul, te encantará este llamativo dormitorio. Recomendamos utilizar el índigo y azul marino como si fueran neutros y encontrará que puede combinarlos con casi cualquier color. Agregue accesorios y patrones atrevidos sin pensarlo dos veces.

Si desea dar una sensación de tranquilidad en su habitación, las tonalidades náuticas de azul y blanco se complementan maravillosamente. Adicionalmente puede añadir relucientes almohadas blancas superpuestas por cojines de tono azul marino que contraste y siga el tema costero. También puede optar por utilizar cobijas y accesorios de color blanco, así como experimentar con telas bordadas, cojines de seda y papel tapiz de encaje.

3. Colores complementarios

Pruebe el azul y el naranja para una combinación llena de energía y diversión. Es una opción moderna y popular inspirado en un maravilloso atardecer, puedes utilizar estos colores complementarios como una forma segura de alegrarte el día. Se pueden incluir accesorios y muebles utilizando una paleta de tonos similar para garantizar que el esquema sea coherente y no un lugar caótico y desordenado.

4. Nada mejor que el blanco.

Simple pero sofisticado. Como punto de partida utilice un fondo de encaje de gran tamaño. Agrega una cabecera extragrande hecha de MDF pintado de color blanco brillante para un brillo máximo. Adicione a la cabecera algunos estantes flotantes que parezcan mesas de noche y agregue colgantes de baja altura para minimizar el desorden. La ropa de la cama debe ser de color blanco ya que es imprescindible para este look: solo colócalo con fundas de almohada, cojines y lazos con detalles de encaje.

Las diferentes texturas son la clave para hacer que el esquema sea tridimensional y no se vea plano.